Crítica de Luciano Zaiuna

L a propuesta de este film, de su director -«Saw», aquí «El Juego Del Miedo»-, es volver a las raíces del cine de terror, de los años ochenta aproximadamente. Luego de hacer la exitosa primera parte de «Saw», James Wan se arriesga con esta apuesta que tan mal no le ha salido, desprendiéndose de ésta, pero sin hacerlo del todo, dado que hay muchas cosas que son similares. Un claro ejemplo de esto es su -¿sorprendente?- final. Esto último, personalmente, me ha parecido bastante cantado, pero no por eso su final me ha parecido malo, sino todo lo contrario lo destaco como una de las virtudes de este discreto film de terror.

Judith Roberts logra llevar muy bien su rol de la tenebrosa Mary Shaw, quedando como la gran protagonista de la historia. Nuevamente, como ha ocurrido en «Saw», el villano se lleva toda la atención del espectador por encima de sus «protagonistas». El rol que juegan los muñecos también es fundamental en cuanto a la tenebrosidad del film, dado que como ha sucedido en tantas películas, su sola apariencia conlleva cierto temor.

En cuanto a su historia es sencilla y desarrollada de manera lenta y bastante previsible. «Dead Silence» se deja ver, pero no agrega ni quita nada al género de terror.

Título original: Dead Silence.
Año: 2007.
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos.
Director: James Wan.
Guión: Leigh Whannell.
Reparto: Ryan Kwanten, Amber Valletta, Donnie Wahlberg, Michael Fairman, Joan Heney, Bob Gunton, Laura Regan, Dmitry Chepovetsky, Judith Roberts, Keir Gilchrist, Steven Taylor, David Talbot.
Género: terror.
Sinopsis: un joven viudo (Kwanten) regresa a su hogar para investigar el asesinato de su mujer. Allí descubre la leyenda de Mary Shaw, una ventrílocua que pidió ser enterrada junto a sus 101 «muñecos». Uno de ellos parece haber vuelto de la tumba, y no precisamente con buenas intenciones… De los creadores de «Saw».


No hay información disponible
Dead Silence
Luciano Zaiuna
2.0MIRILLAS

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.