Crítica de Lucho

¿Quién de ustedes no ha visto alguna vez, durante su infancia -o no-, a Meteoro? Bueno, personalmente, creo que este film despertará dos mociones: la odiarán o la amarán. Yo me inclino más por esto último. Tengo que ser sincero y decir que cuando Meteoro estaba en pañales y recién se comenzaban a observar imágenes e incluso viendo el primer teaser, la película me pareció horrenda, creí que habían cometido -como ya ha pasado tantas veces!- el error de arruinar y guardar completamente en el baúl de los recuerdos una serie tan querida por todos nosotros que marcó parte de nuestra niñez -¿quién no recuerda gratamente esas tardes con la chocolatada, galletitas y la gran combinación de Meteoro, Transformers, Inspector Gadget, etc.?-.

Luego de todo esto, igualmente fui al cine, simplemente por tratarse de Meteoro, y grata sorpresa me he llevado, observando cómo los Hermanos Wachowski lograron, gracias a la tecnología de hoy en día, plasmar en la pantalla grande algo esperado por todos: saber llevar un dibujo animado -animé, para hablar bien- respetando sus características principales. Sabiendo esto, no verán con malos ojos lo que han hecho con este film, resultando totalmente innovador. No coincido con los que dicen que este tipo de films serán los del futuro, así lo será para los films que lo ameriten. Gracias a la tecnología, que avanza a pasos agigantados, se han llevado a la pantalla cosas que hace algunos años nos parecían imposibles de lograr. Por citar algunos casos, «Transformers», «The Lord Of The Rings», «Harry Potter», todos con rotundos éxitos.

Bueno, volviendo un poco al film en sí mismo, puedo comentarles que un gran acierto fue haber contratado más que correctamente a los actores que encarnaron a los personajes. Ni hablar de la ambientación y la estética, esto último creo que, sin dudas, es lo mejor de la película. Con respecto a la duración podemos decir que a priori parece excesiva, tratándose de una película que precisamente no se va a destacar por su argumento, siendo simple pero no por esto incorrecto o zonzo -no hay que confundir-. En ningún momento presenta baches, todo lo contrario, siempre estás esperando ver más cosas, y a medida que transcurre, esto se cumple y con creces.

La crítica que tengo con respecto a las escenas de carreras, es que los autos se la pasan más tiempo derrapando que otra cosa. Lo demás es correcto -una de las carreras es muy parecida a algún capítulo del dibujo, pasando por diversos climas y lugares-.

Para concluir, «Speed Racer» es una película que nos hará volver a la niñez por poco más de dos horas y nos hará pasar más que un grato momento. Recomendada para ver en cine -en inglés, por supuesto-. Ahh, casi me olvido de avisarles, porque seguro se preguntarán si se muestran muchos trucos del Match 5… la respuesta es sí, muchos de ellos, detalladamente.

Título original: Speed Racer.
Año: 2008.
Duración: 129 min.
País: Estados Unidos.
Director: Lilly Wachowski, Lana Wachowski.
Guión: Lilly Wachowski, Lana Wachowski.
Reparto: Emile Hirsch, Matthew Fox, Susan Sarandon, John Goodman, Christina Ricci, Roger Allam, Scott Porter, Kick Gurry, Rain, Park Joon Hyung, Nicholas Elia, Melissa Holroyd, Ariel Winter, Christian Oliver, Paulie Litt, Nayo Wallace, Ralph Herforth, Hiroyuki Sanada, Nan Yu, Richard Roundtree, Benno Fürmann, Melvil Poupaud, Togo Igawa, Ben Miles.
Género: aventura.
Sinopsis: basada en una popular serie de animación japonesa de los años sesenta, sigue las aventuras de Speed Racer (Emile Hirsch), que parece haber nacido para conducir coches de carreras. Es un piloto agresivo y temerario. Su ídolo es su hermano, el legendario Rex Racer, muerto en un accidente durante una carrera. Speed apoya el negocio familiar automovilístico que dirige su padre (John Goodman), el diseñador del potente bólido Mach 5. Cuando Speed rechaza una oferta muy lucrativa y tentadora de las Industrias Royalton, no sólo hace enfurecer al maniático dueño de la empresa (Roger Allam), sino que, además, descubre un terrible secreto: algunas de las carreras más importantes están siendo manipuladas por unos desalmados empresarios. Si Speed no pilota para la escudería de Royalton, el Mach 5 no podrá nunca ganar una carrera. Si quiere salvar el negocio familiar y el deporte que ama, tendrá que ganarle la partida Royalton.


No hay información disponible
Speed Racer
Lucho
4.0MIRILLAS
COMPARTIR EN

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.