Crítica de Leo

Existe cierta parte de la industria cinematográfica que se basa en la imagen y en lo que eso representa para el espectador. En una época el feo era el malo y el bonito era el bueno. Actualmente esto dejó de ser así y pasaron a ser todos carilindos, ya sean hombres o mujeres, sin importar su ideología diabólica. Al ser todos los protagonistas de una belleza promedio, sin contemplar sus dotes actorales, se comenzó a pensar en ubicarlos en protagónicos para explotar sus habilidades frente a la cámara… digamos que habilidades de hacer caritas, gestos y manejar sus tonos de voz y sus cuerpos controlando la sensualidad del ambiente. En pocas palabras: películas con actores o actrices en situaciones en las que el espectador estaba deseoso de ver. «Jennifer’s Body» es exactamente eso: una película hecha para explotar al máximo la sensualidad de Megan Fox. Algo que en parte la platea masculina estaba pidiendo a gritos luego de verla rodeada de maquinas en «Transformers», donde interpreta a la pareja del protagonista, algo así como un adorno exclusivamente sexual del film y nada más..

Según ella, en ninguna de las dos películas de robot gigantes (en las cuales se hizo famosa) pudo explotar sus dotes actorales, entonces la industria del cine le dio una oportunidad con este film, con el cual quedaron demostradas dos cosas: primero, que Megan Fox es una mujer muy hermosa sin ningún tipo de duda y segundo, no sabe actuar, es malísima, pero malísima en serio. Algo que no comprendo es qué hace la hermosa Amanda Seyfried compartiendo el protagónico con ella, son como el agua y el aceite actoralmente hablando.

«Jennifer’s Body» cuenta la historia de dos amigas de pueblo, una es la popular (Megan Fox) y la otra seria como una nerd (Amanda Seyfried), son muy diferentes pero muy buenas amigas. Una de ellas, la popular, es poseída por un demonio invocado sin querer por una banda de rock. Desde ese momento, la chica pasa a ser un Súcubo, un demonio con forma de mujer que atrae y seduce a los hombres con su belleza para luego devorarlos.

Un argumento interesante pero adaptado de manera horrible haciendo que esta película sea realmente muy mala. No voy a hacer mención a los supuestos efectos especiales porque son solo eso, supuestos. Lo único para destacar es… nada, no hay nada para destacar. Ahora viene algo importante: ¿Es recomendable esta película? Si sos hombre sí, porque nosotros la miramos con la vista puesta en Megan Fox; si sos mujer no la veas, no tiene sentido, a menos que te guste Megan Fox. Ojalá que con el tiempo esta joven actriz logre adquirir talento, sería algo muy bueno, actualmente es solo un envase vacío.

Título original: Jennifer’s Body.
Año: 2009.
Duración: min.
País: Estados Unidos.
Director: Karyn Kusama.
Guión: Diablo Cody.
Reparto: Megan Fox, Amanda Seyfried, Adam Brody, Johnny Simmons, Carrie Genzel,Eve Harlow, J.K. Simmons, Amy Sedaris, Chris Pratt, Kyle Gallner, Josh Emerson,Juno Ruddell, Nicole Leduc, Ryan Levine, Cynthia Stevenson, Emily Tennant.
Género: terror.
Sinopsis: la guionista de «Juno» y la protagonista femenina de «Transformers» se juntan en un thriller en el que una sensual estudiante poseída comienza a asesinar a sus compañeros de clase. Jennifer Check (Megan Fox) es la nueva estrella de las cheerleaders de un instituto de Minnesota, en una zona rural y aparentemente tranquila. Pero Jennifer será poseída por unas fuerzas extrañas y malévolas que la impulsarán a asesinar a todos sus compañeros, principalmente a los chicos que quieren ligar con ella.


El título de la cinta viene de la canción homónima de la banda «Hole» de Courtney Love.

El personaje de Jennifer es porrista, al igual que lo fue Megan Fox en la Escuela Secundaria.

Jennifer’s Body
Lucho
Santi
Leo
1.0MIRILLAS
COMPARTIR EN

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.