Crítica de Luciano Zaiuna

James Franco encarna a Tommy Wiseau y nos cuenta cómo éste llegó a realizar la «mejor peor película de la historia». Gran acierto de Franco de llevar esta historia al cine, de contarnos los detalles de cómo Wiseau llegó a filmar «The Room». Cómo alguien, de la nada pero con muchísimo dinero, pudo viajar a Los Angeles, filmar su propia película y estrenarla en el cine.

Tanto Wiseau como Greg Sestero -quien se convertiría en su fiel amigo-, se encontraban en una escuela de teatro y se destacaban para mal, digamos. Wiseau, cansado de ser «incomprendido», decide viajar con Greg a Los Angeles en búsqueda de oportunidades, de convertirse en verdaderos artistas -con una pasión y un convencimiento absoluto-.

«The Disaster Artist» nos habla de la amistad, la persecución de los sueños, de la persona «común» que aspira a llegar a algo que parece imposible -más aún con la personalidad de este protagonista, excéntrico y muy poco hábil socialmente-.

Franco logra una interpretación inmejorable, captando absolutamente hasta el mínimo detalle del entrañable Tommy Wiseau, sus posturas corporales, voz y expresiones. Es acompañado de gran manera por su hermano Dave Franco. La película funciona muy bien desde todo punto de vista y, como comedia, tiene escenas muy graciosas (me he reído mucho).

La gran pregunta que me queda en el aire es la siguiente: realmente podemos considerar que Wiseau ha «fracasado» en su intento o acaso, de manera indirecta, logró un éxito -por así decirlo- y quedar en un rinconcito de la historia del Séptimo Arte? Porque si bien su propósito era instalarse en Hollywood para quedarse y triunfar, teniendo en cuenta de dónde partió, su contexto personal, etc., de alguna manera u otra, podría decir que logró su cometido. Logró filmar una película, que sea proyectada en cine, que el público simpatice con él y que se divierta mucho (aunque no era lo que en principio él esperaba).

Hoy en día, «The Room» no solo es conocida como la «mejor peor película de la historia», sino que se ha transformado en una cinta de culto.

Concluyendo, «The Disaster Artist» es una película que merece ser vista (aunque no hayas visto «The Room», como es mi caso -aunque sí varias escenas-) dado que es una gran perlita que nos dejó 2017 en materia fílmica. Creo que después de verla, Tommy Wiseau se ganará un huequito en nuestros corazones.

Título original: The Disaster Artist.
Año: 2017.
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos.
Director: James Franco.
Guión: Scott Neustadter, Michael H. Weber.
Reparto: James Franco, Dave Franco, Seth Rogen, Alison Brie, Josh Hutcherson, Zac Efron, Jacki Weaver, Sharon Stone, Bryan Cranston, Kate Upton, Hannibal Buress, Nathan Fielder, Jerrod Carmichael, Zoey Deutch, Kristen Bell, Lizzy Caplan, Megan Mullally, Jason Mantzoukas, Adam Scott, Eliza Coupe, J.J. Abrams, Kevin Smith, Tommy Wiseau, Melanie Griffith, Judd Apatow, Christopher Mintz-Plasse, Zach Braff, Randall Park, Greg Sestero, Bob Odenkirk.
Género: biográfica.
Sinopsis: narra la historia real de la producción de la película ‘The Room’, que ha sido considerada como “una de las peores películas de la historia». Dirigida en 2003 por Tommy Wiseau, ‘The Room’ se ha estado proyectando en salas -completamente llenas- por toda Norteamérica desde hace más de una década. ‘The Disaster Artist’ es una comedia sobre dos inadaptados en busca de un sueño. Cuando el mundo los rechaza, deciden hacer su propia película, un film maravillosamente espantoso gracias a sus momentos involuntariamente cómicos, sus tramas dispersas y sus terribles interpretaciones.


En la vida real, Greg y Tommy no se mudaron a Los Angeles al mismo momento. Wiseau le ofreció a Greg su departamento de Los Angeles gratis durante varios meses, mientras Tommy iba y venía de San Francisco. De repente, Wiseau se mudó definitivamente a Los Angeles y le exigió el alquiler a Greg y colocó el separador en el living como se ve en el film.

En realidad, Bryan Cranston nunca le ofreció a Greg Sestero una parte en «Malcolm in the Middle» (2000). Además, Cranston no comenzó a dirigir la serie hasta 2003, un año después de que «The Room» (2003) concluyera su filmación. Sestero declaró en su libro que tenía barba mientras filmaba «The Room» (2003) hasta que Tommy Wiseau espontáneamente decidió que debía afeitarse para la escena del esmoquin.

James Franco habló como Tommy Wiseau a lo largo de la filmación e incluso dirigió usando la distintiva voz y sintaxis de Wiseau. Seth Rogen admitió que tuvo dificultades para ser dirigido por Franco ya que durante los primeros dos días, le costó contener la risa mientras Franco hablaba como Wiseau, con su notable acento europeo. Franco le dijo a Rogen que se acostumbraría, lo que eventualmente hizo.

James Franco mencionó que Tommy Wiseau aprobó el 99.9% de la película. Sus únicas objeciones fueron la iluminación de la primera escena, que Franco cree que se debió a que Tommy llevaba gafas de sol cuando miraba la escena y también por la forma en que James arrojó el balón.

En su libro, Greg Sestero declaró que con Tommy Wiseau jugaban al fútbol, ​​no al fútbol americano como se muestra en la película, aunque Wiseau gritaba «touchdown» después de anotar un gol a Sestero.

Greg Sestero aparece en la película como un agente de casting.

The Disaster Artist
Luciano Zaiuna
Santiago Pontiroli
Leonardo Banegas
5.0MIRILLAS

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.