Crítica de Lucho

Adonis Creed (Michael B. Jordan), hijo del mítico y querido Apollo Creed, debe no solo lidiar con su pasado que vuelve a atormentarlo sino también con un presente lleno de responsabilidad tanto en el boxeo como en la vida. Además, el enfrentarse a un oponente vinculado con el pasado de su familia intensificará su inminente batalla en el ring. Eso sí, Rocky Balboa (Sylvester Stallone) estará a su lado, y juntos harán frente a ese legado compartido, lo que les llevará a preguntarse si merece la pena luchar por ello, al tiempo que descubren que nada importa más que la familia, los afectos.

«Creed II» no sufre el cambio de director -Steven Caple Jr. sustituyó a Ryan Coogler, de magnífica tarea en la anterior entrega-, a la cinta se la ve con excelentes tomas, fotografía -tal vez sí, la ausencia de un plano secuencia como vimos en la primera-, etc. En líneas generales, un trabajo impecable desde lo estético y técnico convirtiéndola en una más que digna sucesora de «Creed».

En el film veremos a un Sylvester Stallone que tiene un rol más limitado dentro de la historia, enfocándose más de lleno en Adonis y sus demonios internos. De todas maneras, en cada aparición y cada escena, se roba la pantalla con su natural carisma y presencia, guiando a Adonis en su vida.

Párrafo aparte y mención especial para la familia Drago que nos muestra un lado que desconocíamos y hasta nos llega su historia, uno realmente podría empatizar con ellos; conoceremos cómo fueron y son las relaciones padre-hijo y padre-hijo-madre, con algunas escenas que son concretas.¿Qué ocurrió con Iván Drago todos estos años? ¿Pudo recuperarse de la derrota en su tierra frente a Balboa? La respuesta es no, nunca pudo superarlo y busca redención con su país mediante su prometedor hijo boxeador -una verdadera máquina de matar-.

Las actuaciones son realmente muy buenas y contundentes, la cinta en sí se nota muy cuidada, muy bien dirigida y destella calidad fílmica. Si bien su motor es el boxeo, como siempre dentro de la saga, lo más relevante son sus personajes con sus historias, con sus conflictos, tanto personales como familiares. Aquí todo ello se acentúa aún más y le da un plus realmente muy bueno y emotivo.

A esta altura aclarar que es solo para seguidores y/o fanáticos de la saga es casi una obviedad pero, créase o no, más de un «especialista» la ha analizado sin ver ni siquiera una «Rocky»… Sin más, para el público que la estaba esperando no lo va a defraudar y brindará un cierre perfecto al entrañable Rocky Balboa -Stallone declaró que esta fue su despedida del personaje-.

Estoy tentado a hacer hincapié en muchos otros detalles, que de hacerlo, arruinaría algunas sorpresas que brinda la cinta -especialmente para los más fans de la saga-. La cinta está repleta de todo tipo de referencias a la saga que le brindan un plus.

En mi opinión, «Creed II» termina de cerrar el ciclo de la saga de manera perfecta por lo que no creería necesaria ninguna otra continuación.

Título original: Creed II.
Año: 2018.
Duración: 130 min.
País: Estados Unidos.
Director: Steven Caple Jr..
Guión: Sylvester Stallone, Ryan Coogler.
Reparto: Michael B. Jordan, Sylvester Stallone, Tessa Thompson, Dolph Lundgren, Florian Munteanu, Phylicia Rashad, Wood Harris, Kristina Aponte, Andre Ward, Russell Hornsby, Gina Destra, Brigitte Nielsen.
Género: drama.
Sinopsis: Adonis Creed se debate entre las obligaciones personales y el entrenamiento para su próxima gran pelea, con el desafío de su vida por delante. Enfrentarse a un oponente que tiene vínculos con el pasado de su familia solo intensifica su inminente batalla en el ring. Afortunadamente Rocky Balboa está a su lado a lo largo de todo el camino, y juntos se cuestionarán por lo que vale la pena luchar y descubrirán que nada es más importante que la familia… Secuela de «Creed», el spin-off de Rocky que en 2015 obtuvo muy buenas críticas y dio inicio a una nueva saga.


Al igual que en «Rocky IV» (1985), ninguno de los personajes rusos son interpretados por actores rusos. Dolph Lundgren es sueco, Florian Munteanu es alemán-rumano y Brigitte Nielsen es danesa.

Durante el rodaje de la escena de la pelea final, Michael Buffer presentó a Adonis Creed como Apollo Creed, luego se dio cuenta de su error.

Después de diez semanas de rodaje en Filadelfia, Steven Caple Jr, Michael B. Jordan, Sylvester Stallone y el equipo técnico viajaron a Deming, Nuevo México (quienes acamparon en el Valle de la Muerte) para filmar las escenas que tienen lugar en el desierto.

Creed II
Lucho
4.0MIRILLAS
COMPARTIR EN

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.